Cómo bajar Costos en Salud: Disminuir Errores

 

En Medicina, denominamos Error a un acto u omisión que lleva o puede llevar a un resultado imprevisto y no deseado.  El error es casi un tema tabú y difícil de abordar entre colegas, principalmente en culturas como las latinoamericanas, en las que el error y el fracaso son básicamente castigados y en las que se desperdicia la oportunidad que éstos ofrecen para aprender, progresar[1] y además, ahorrar dinerocostos-salud

Desde el artículo de Brennan, Leape y colaboradores en 1991[2] y la publicación de “Errar es humano” en 1999[3] se han hecho muchos esfuerzos orientados a la seguridad del paciente, como las Mejores prácticas de Seguridad (National Quality Forum) en 2003, la Alianza Mundial por la Seguridad del Paciente en 2004, los Objetivos nacionales de seguridad del paciente (Joint Commission), las soluciones para la seguridad de los pacientes de la OMS en 2007 (OMS/Joint Commission), los Patient Safety Indicators (AHRQ), la creación de asociaciones nacionales (US; UK; Canadá, Australia), de ONGs específicamente abocadas al tema (Ej: IHI, NQF) y la creación de Comités de Seguridad del Paciente Hospitalario.

Sin embargo, los avances que se han realizado respecto de la disminución de los errores en la atención de los pacientes es muy poco. Un trabajo en Estados Unidos en 2010 con 2300 historias clínicas, los autores encontraron que el 18% de los pacientes fueron dañados, el 2,4% murieron por eventos adversos y el 63% de los daños eran prevenibles.[4] En otro estudio se señala que, como mínimo, 210.000 personas morirían por año en los EE.UU. por errores prevenibles en hospitales y la cuenta se podría extender a más de 400.000 pacientes por año.[5]

click

arrow6-blue banner

 

El error médico eleva los costos en las organizaciones sanitarias por varias vías como la generación de complicaciones, prolongación de la estadía hospitalaria, traslado de pacientes a sectores para una atención con mayor complejidad, re-intervenciones quirúrgicas, y un largo etcétera. Además, es importante tomar en cuenta la elevación de costos legales en mediaciones y demandas judiciales generadas por errores en la atención.

El abogado Rafael Acevedo menciona que el 37% de los casos que llegan a juicio son evitables.[6] El Dr. Vítolo señala que los daños evitables incrementan los costos hospitalarios entre un 13% y un 16% (por lo menos uno de cada siete dólares que se gastan en la atención de los pacientes internados).[7]

En 2013, un equipo de investigadores de los Estados Unidos estimó que los costos por errores médicos, tomando en cuenta países con bajos, medianos y altos ingresos, ascendieron a 132 billones de dólares.[8]

Un equipo de investigadores de la Mayo Clinic, en los Estados Unidos, identificó 69 errores médicos cometidos en procedimientos invasivos  realizados a lo largo de cinco años y analizaron por qué ocurrió cada uno. El equipo agrupó los errores médicos en cuatro niveles que incluyeron docenas de factores humanos entre los que se destacan: las distracciones, el exceso de confianza, el estrés, la fatiga mental y la comunicación inadecuada.[9] Sobre este último punto, la influencia de la comunicación en el vínculo con los pacientes es tan importante, que 82 de cada 100 demandas judiciales que se presentan tienen en su origen un problema comunicativo.[10]

Nuestras sugerencias para disminuir los errores y ahorrar dinero asientan en dos pilares fundamentales: un diagnóstico organizacional preciso, incluyendo la incidencia de burnout profesional, y la capacitación en habilidades blandas de los profesionales sanitarios.

La etapa diagnóstica debe medir, en principio, el nivel de atención de los profesionales, su disposición para generar empatía con los pacientes, su nivel de agotamiento emocional y su manejo de las emociones. La  etapa de capacitación necesita incluir herramientas de comunicación efectiva y de inteligencia emocional, habilidades ausentes en la formación académica de los profesionales de salud.

Los costos que resultan de la cascada de intervenciones y complicaciones que ocurren como resultado de una falla o error médico frecuentemente son muy elevados y la inversión necesaria para prevenirlos es altamente rentable.[11]

Dra. Marisa Maiocchi
Médica – Universidad de Buenos Aires
Master Coach Internacional – Certificada por ICF –International Coach Federation
Periodista Médico – Universidad Abierta Interamericana –Sociedad Argentina de Periodismo médico

clickarrow6-blue

banner

 

 

 

Referencias

[1] Andrés Oppenheimer. ¡Crear o morir! La esperanza de Latinoamérica y las cinco claves de la Innovación. 1ra. Ed. – Buenos Aires: Debate, 2014.

[2] Brennan, Leape et al. INCIDENCE OF ADVERSE EVENTS AND NEGLIGENCE IN HOSPITALIZED PATIENTS Results of the Harvard Medical Practice Study I- (N Engl J Med 1991; 324:370-6.)

[3] Corrigan, Kohn and Donaldson. To Err is human. US Academy of Sciences /Institute of Medicine, 1999.

[4] Christopher P. Landrigan et al. Temporal Trends in Rates of Patient Harm Resulting from Medical Care. N Engl J Med 2010;363:2124-34.

[5] John T. James, PhD. A New, Evidence-based Estimate of Patient Harms Associated with Hospital Care. J Patient Saf Vol.9, Number 3, September 2013.

[6] Acevedo Rafael. El error médico. Análisis de sus implicancias jurídicas, económicas y asistenciales. La Mutual, Buenos Aires, 2011.

[7] Presentación Dr. Fabián Vítolo. Fundación Hemocentro Buenos Aires. Curso Normas de Calidad. Agosto 2014.

[8] Jha AK et al. The global burden of unsafe medical care: analytic modelling of observational studies.

BMJ Qual Saf 2013; 22: 809-815.

[9] Cornelius A. Thiels, DO et al. Surgical never events and contributing human factors. Surg August 2015 Volume 158, Issue 2, Pages 515–521

[10] Tamblyn R, Abrahamowicz M, Dauphinee D, Wenghofer E, lacques A, Klass D, et al. Physician scores on a national clinical skills examination as predictors of complaints to medical regulatory authorities. JAMA 2007; 298: 993-1001 – Disponible full text: http://jama.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=208633

[11] Luis Alberto Villanueva-Egan, Lorena Cruz-Vega. Los costos de la mala calidad de la atención obstétrica. Revista CONAMED, vol. 17, num. 2, abril-junio 2012, pags.60-66

Si le gustó lo que encontró aquí, lo invitamos a que lo comparta!
Tagged , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Cómo bajar Costos en Salud: Disminuir Errores

  1. Muy interesante publicación.
    Es difícil reconocer el error propio, pero si se logra hace una medicina más segura y de calidad.

  2. Marisa Maiocchi says:

    Gracias por tu comentario, Pedro. Me alegra que el artículo te resultara interesante y coincido contigo. En nuestra formación no nos enseñan a lidiar con los errores, como si tuviéramos que ser infalibles en vez de humanos.
    Saludos cordiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *