La Resignación en las Empresas. Cuatro Claves para Romper la Inercia

 

Resignación en Personas y en Empresas

La Resignación es un estado de ánimo en el que las personas “nos dejamos vivir”, en la profunda convicción de que nada puede cambiar, de que no queda otra cosa que aceptar cualquier circunstancia como inevitable e inmodificable. La Resignación es inercia, es darse por vencido. No en vano Balzac la llamaba “el suicidio cotidiano”.

Como la Resignación nos conduce a la pasividad, a la inacción y a la rutina extrema (aunque duela), seguimos haciendo las mismas cosas que hacemos siempre y de la misma manera. Por lo tanto, los resultados que obtenemos son los mismos de siempre o peores, lo cual, a su vez, refuerza el estado de ánimo resignado.

De la misma forma que sucede con las personas, las organizaciones también pueden estar marcadas por la Resignación. La empresa resignada primero se estanca, no crece y luego de un tiempo más o menos variable, perece, a menos que, a alguien se le ocurra hacer algo diferente, es decir: cambiar, romper la inercia.

Seguir leyendo…

Si le gustó lo que encontró aquí, lo invitamos a que lo comparta!

Procesos mentales en la consulta médica: mediciones y mejora continua

 

El médico y el paciente ingresan a la consulta con su físico, con sus emociones y también con sus pensamientos.  Una vez dentro, procuran expresarse y escucharse de la mejor manera posible para que, al salir, el resultado de su interacción sea favorable para la salud del enfermo y para el bienestar de ambos.

Auscultation_of_a_women

Tanto el desarrollo de la consulta médica y sus procesos como el resultado final de ésta son responsabilidad del profesional que la conduce. Y no basta con ponerle el título de “atención médica centrada en la persona o en el paciente” si el profesional desconoce cómo influir en los procesos comunicacionales, emocionales, físicos y mentales que se producen en la intimidad de la consulta.

Suponer que el médico piensa un 100% en lo que dice el paciente o en el problema que lo llevó a la consulta es simplemente irreal y carece de sustento, porque tanto para el médico como para cualquier otro mortal de nuestra especie, no es posible anular por completo la conversación interior que cada uno de nosotros lleva consigo siempre. Hablar con uno mismo, esa conversación interior, forma parte del ser humano. Los resultados de la consulta médica dependen en gran medida del volumen y del contenido de esa conversación interior del médico.

Seguir leyendo…

Si le gustó lo que encontró aquí, lo invitamos a que lo comparta!

Dime cómo hablas…

 

Hace tiempo ya que se reconoce que el lenguaje tiene un carácter activo, que es acción, y que crea el mundo en el que vivimos. Antes se pensaba que era pasivo y que las palabras se utilizaban solamente para describir el mundo exterior.

caminante

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En su “Ontología del Lenguaje” dice Rafael Echeverría que “…a través del lenguaje no solo hablamos de las cosas sino que alteramos el curso espontáneo de los acontecimientos.”

Por ejemplo, al proponerle algo a alguien, al decirle “si”, “no” o “basta” a otra persona, intervenimos en el curso de los acontecimientos y hacemos que las cosas sucedan.

Seguir leyendo…

Si le gustó lo que encontró aquí, lo invitamos a que lo comparta!