La Resignación en las Empresas. Cuatro Claves para Romper la Inercia

 

Resignación en Personas y en Empresas

La Resignación es un estado de ánimo en el que las personas “nos dejamos vivir”, en la profunda convicción de que nada puede cambiar, de que no queda otra cosa que aceptar cualquier circunstancia como inevitable e inmodificable. La Resignación es inercia, es darse por vencido. No en vano Balzac la llamaba “el suicidio cotidiano”.

Como la Resignación nos conduce a la pasividad, a la inacción y a la rutina extrema (aunque duela), seguimos haciendo las mismas cosas que hacemos siempre y de la misma manera. Por lo tanto, los resultados que obtenemos son los mismos de siempre o peores, lo cual, a su vez, refuerza el estado de ánimo resignado.

De la misma forma que sucede con las personas, las organizaciones también pueden estar marcadas por la Resignación. La empresa resignada primero se estanca, no crece y luego de un tiempo más o menos variable, perece, a menos que, a alguien se le ocurra hacer algo diferente, es decir: cambiar, romper la inercia.

Seguir leyendo…

Si le gustó lo que encontró aquí, lo invitamos a que lo comparta!

Si piensas como riñón, estás perdido.

 

Cuando una persona tiene una hemorragia importante, al riñón le llega un menor flujo de sangre y éste reacciona reteniendo agua y sal. Respuesta obviamente útil frente al cambio de volumen.

Cuando una persona tiene insuficiencia cardiaca, al riñón le llega menor flujo de sangre y éste reacciona reteniendo agua y sal. Respuesta a un “supuesto” cambio de volumen no solo inútil sino inadecuada y perjudicial para el corazón, para los pulmones y para el organismo en su conjunto.

7988192-digital-illustration-of-kidney-in-colour-background-300x187

En las últimas décadas, uno de los protagonistas sin dudas ha sido, y es, el famoso “cambio”. Sabemos que todo cambia, que nada es para siempre, que nadie se baña dos veces en el mismo río, como dijo Heráclito, etc. etc. Sin embargo, a la hora de interpretar esos cambios y de actuar en consecuencia, es necesario ampliar el foco de observación, evaluar un poco más allá de lo supuestamente obvio y evidente: es imprescindible una mirada sistémica, pensar “en grande” y no solo en la pequeñez del entorno cercano. Es necesaria una reflexión profunda.

Si actuamos con la “miopía renal”, respondiendo a los cambios siempre de la misma manera, de acuerdo con nuestros supuestos y creencias, en ocasiones acertaremos y todo irá bien, pero en otras, podemos obtener resultados desfavorables y hasta catastróficos.

Esta es una metáfora “orgánica” colegas para ilustrar la necesidad de revisar en forma periódica nuestros modelos y creencias. Algunos son muy útiles para actuar y movernos en el día a día. Otros son disfuncionales y es preciso revisarlos y modificarlos. En eso radica la flexibilidad indispensable para adaptarnos de manera efectiva a los cambios.

Si le gustó lo que encontró aquí, lo invitamos a que lo comparta!

Mitos de la Información Médica

 

Por el mundo dan vueltas muchas creencias respecto de la información, pero una buena parte de ellas no tiene bases sólidas.

Los amantes de las cifras sensacionalistas, alarmistas y agoreros, pregonan que la cantidad de información se duplica cada 5 años y que pronto lo hará en 2. Esto desespera a los profesionales que procuran estar a día para atender a sus pacientes de la mejor manera posible. Los médicos sabemos que la cantidad de información que se publica en el mundo es grande. Sin embargo, hay algunos detalles que se nos escapan porque no nos detenemos a pensar en ellos. Considerar a “la información” como un todo, constituye una falacia.

Seguir leyendo…

Si le gustó lo que encontró aquí, lo invitamos a que lo comparta!

Las máscaras del miedo

 

Los miedos viven en lo que nos decimos, en nuestra conversación interna y, en ocasiones, no se manifiestan claramente como tales. Son pícaros, usan disfraces.

mascaras1

 

 

 

 

 

 

Hay cosas que nos decimos que esconden un miedo subyacente y es éste el que nos está frenando para actuar. Algunas de estas máscaras pueden ser:

Seguir leyendo…

Si le gustó lo que encontró aquí, lo invitamos a que lo comparta!

¿Como nace un paradigma?

 

¿Alguna vez te planteaste por qué haces tal o cual cosa? Los paradigmas, los modelos mentales, las creencias, son cosas que no cuestionamos, que no ponemos en duda. En algunos casos son útiles y en otros pueden limitarnos.
Mira en este video cómo nace un paradigma…

¿Qué paradigmas te están limitando hoy?

Si le gustó lo que encontró aquí, lo invitamos a que lo comparta!