Mente-Cuerpo: una dualidad anticuada

 

Hace 25 siglos, Hipócrates enseñaba que estar sano era la prueba de que un individuo había alcanzado un estado de armonía consigo mismo y con el entorno y que aquello que afectaba a la mente afectaba también al cuerpo.

Esta perspectiva se perdió en el siglo XVII, cuando el pensamiento científico occidental, encabezado por Descartes, dividió al ser humano en dos entidades distintas: un cuerpo (soma) y una mente (psique). Dos palabras distintas fueron tomadas por cosas distintas lo cual llevó a un modo de pensar dualista y a una medicina dominada por la asistencia del cuerpo (y alguna especialidad dedicada a atender la mente.)

Seguir leyendo…

Si le gustó lo que encontró aquí, lo invitamos a que lo comparta!